Intercambio

El último caso -documentado- de institución que ha caído en esa emboscada lingüística es el de RZD, los ferrocarriles rusos, que han querido adaptar sus letreros al idioma más común de los aficionados del Mundial: el inglés. Resulta que en ruso la palabra ducha (dush) es muy similar al término alma (dusha), así que, declinación mediante, algún traductor cibernético imprimió un escalofriante anuncio en la pared de las duchas de la estación de Volgogrado: “El precio del servicio es el alma”.

Xavier Colás

Retos

La llegada del nuevo gobierno ha sorprendido a todos. En materia de educación, llega un equipo de amplia experiencia y cualidades importantes: autoridad, respeto de parte de la oposición y conocimiento de la materia, algo que no ocurre desde hace mucho tiempo en este ministerio. No cabe, sin embargo, caer en un optimismo desbocado, porque los vientos de cola son los mismos. Esto es, marejada. La situación no es nada fácil después de un nuevo pacto fallido. Cosas de la vida, fallido por la salida de la mesa del partido que ahora gobierna. Y aunque el terreno está lleno de minas y el margen presupuestario es pequeño, hay algunas cuestiones posibles y realizables a corto plazo en relación a la mejora del aprendizaje de todos los alumnos que podrían ser abordadas. Aquí van algunas de ellas.

Lucas Gortazar

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.