Euro

IcelandSegún Barry Eichengreen y Charles Wyplosz (2015) existen cuatro condiciones mínimas para conseguir que el euro se pueda estabilizar y seguir siendo la segunda moneda mundial.

Primera, conviene partir de su limitación, en cuanto a las posibilidades que tiene la eurozona de llegar a unirse y convertirse en un Estado como ya lo es Estados Unidos. Basta con recordar que este país tardó más de un siglo en conseguir la unión de sus estados y tener el dólar como moneda única, habiendo sufrido una guerra civil.

Guillermo de la Dehesa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.