La cultura del placebo

Los estadounidenses reaccionan mejor a placebos inyectables, mientras que los europeos a las píldoras. Un ensayo con placebo para las úlceras funcionó más en Alemania que en Brasil. Sin embargo, respecto a la hipertensión, los alemanes eran menos reactivos al placebo. Lucía Vázquez

El error de los economistas es que se han encelado en la tensión entre lo cognitivo y lo emocional, pero la dicotomía fundamental no es ésta. Podemos decir, usando la misma palabra, que confiamos en que el coche no nos deje tirados en la carretera y que confiamos que nuestra pareja recoja a los niños en la guardería y no los deje tirados en la calle. Pero la misma palabra cubre dos actitudes muy diferentes. En el primer caso dependemos de la funcionalidad y fiabilidad de los mecanismos del automóvil. En el segundo caso dependemos de algunas funcionalidades y capacidades, también, pero sobre todo dependemos de la voluntad de la otra persona. Fernando Broncano

Es muy sencillo entrar por esta puerta y dejarse llevar por todas las historias que va hilando la librera, su sentido común, su buen humor. Lo difícil es salir. No digamos ya salir sin un libro. Eso ya es toda una proeza. Les invito a que lo intenten. Raquel Blanco

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.