Esclavitud

Si permitimos que nuestros pensamientos, pasados, presentes, y futuros, se  unan en series, nos esclavizamos. Pero si por el contrario, en cualquier momento y lugar, impedimos que nuestra mente se aferre a nada, ganamos la libertad

Atribuido a Tan Chin